Normas utilización Varadero

CONDICIONES DE USO Y OCUPACIÓN DE VARADERO Y MARINA SECA

El varadero  y marina seca es una zona de estancia, acotada  y con acceso controlado, de embarcaciones donde se pueden realizar trabajos de mantenimiento y/o reparación. Tanto los usuarios como los socios que pretendan utilizar las zonas de varadero deberán firmar el contrato mediante el que se obligaran a cumplir con la presente normativa. Para el uso del varadero se deberá estar al corriente de las cuotas y cualquier otro debito con el Club.

El  Real Club Marítimo de Huelva (en adelante RCMH)  y su personal quedan exonerados de cualquier responsabilidad por cualquier daño y perjuicio que se pudiere causar o producir debido a roturas, averías, malas maniobras, robos, hurtos, etc., durante su estancia en el varadero, ya que en ningún caso queda incluido el servicio de vigilancia de la embarcación, de la que se responsabiliza personalmente su usuario. La permanencia de la embarcación u otras pertenencias de los usuarios en el recinto portuario son por cuenta y riesgo exclusivo de los mismos o sus propietarios, no constituyendo en ningún caso contrato de depósito alguno. No obstante el RCMH pondrá los medios a su alcance como por ejemplo cámaras de vigilancia.

LOS USUARIOS DEBEN CUMPLIR LAS SIGUIENTES NORMAS:

  1. Tiempo de permanencia en la cuna de varada. Las embarcaciones, dependiendo de su eslora, solo pueden permanecer en la cuna de varada y botadura el tiempo imprescindible que se señala a continuación.Superado ese tiempo, tienen que trasladarse a los caballetes o cunas fijas. Para embarcaciones con eslora superior a 6 metros, que utilizan la cuna grande, el tiempo máximo de permanencia en la misma es de 48 horas. Para embarcaciones con eslora igual o inferior a 6 metros, que utilizan la cuna pequeña, el tiempo máximo de permanencia en la misma es de 24 horas.
  2. EXENCIÓN DE CUOTAS Y TARIFAS. En caso de ser socio o alquilado, al dueño de la embarcación le pertenecerán 6 días gratuitos en horario de invierno (en horario de verano serán 3 días) de estancia en marina seca a contar desde el mismo día de su varada. A partir del séptimo día tendrá que abonar las tarifas que estén vigentes. En caso de no ser socio, el usuario deberá abonar por adelantado la estancia mensual según la tarifa vigente en el momento
  3. El horario y distribución del varadero vendrá determinado por lo que disponga el RCMH a la vista de la disponibilidad de espacio en cada momento. El horario autorizado de trabajo en las zonas de varadero será de lunes a viernes de 8’00 a 20’00 h, ampliándose en los meses de Julio y Agosto hasta las 21:30. Sábados de 9’00 a 15’00 h.
  4. Utilización de cunas y remolques. No se admitirá, sin autorización del RCMH, la permanenciadentro de las instalaciones de ningún tipo de remolques, cunas, etc., que deberán estar en todo momento en condiciones de uso inmediato. Deberán ocupar el espacio que tengan asignado y seguir el recorrido que se les haya indicado. No se podrá dejar el remolque una vez fuera la embarcación, y si quedase, deberá continuar pagando como si continuara estando la embarcación en el varadero.
  5. Queda totalmente prohibido el uso habitacional o residencial de las embarcaciones del varadero o marina seca.
  6. VEHÍCULOS. No está permitido el aparcamiento de vehículos en el interior del área de varadero sin la autorización del RCMH y por el tiempo necesario para el movimiento de la embarcación.
  7. BUEN USO. El usuario deberá optimizar el consumo de agua y electricidad, así como el buen uso de la maquinaria a su disposición.
  8. Se excluye expresamente y por parte del RCMH cualquier deber de custodia de embarcaciones y de los bienes que en ella se depositaran. El usuario asume la responsabilidad de dejar cerrada la embarcación a los efectos de evitar posibles hurtos y robos.
  9. Visitas. Cualquier socio que deba acceder al recinto de varadero, deberá firmar el correspondiente documento por el que exime de responsabilidad al Club.
  10. Para poder trabajar en estas instalaciones se está obligado a cumplir con la normativa laboral y de prevención de riesgos laborales y siempre se tratará de evitar molestias al entorno y demás personas. En el supuesto de incumplir con dichas normas será responsabilidad exclusiva del infractor. Las personas que tengan autorizada habitualmente la entrada en las instalaciones para el ejercicio de alguna función, misión o trabajo con arreglo a la ley, estarán cubiertas por un seguro de accidentes de trabajo. Cualquier accidente que les ocurra dentro de las mismas estará cubierto por dicho seguro, ya que en ningún caso el RCMH tendrá responsabilidad civil alguna por causa de dichos posibles accidentes. Los visitantes son admitidos en el puerto bajo su propia responsabilidad, no teniendo el RCMH responsabilidad civil alguna por causas de los accidentes que los citados visitantes puedan sufrir.
  11. Personal ajeno. Los propietarios de embarcaciones podrán contratar al  personal necesario para el cuidado, mantenimiento, reparación, carenado y limpieza de su  embarcación. Con la necesaria antelación se pondrá en conocimiento del Club el  personal que vaya a contratar, para que sea autorizado, siendo dicho socio o usuario el único responsable de  dichas personas y de los daños y perjuicios que pueda provocar, así como que cumplan con la normativa vigente. Todo personal que no este contemplado, no podrá hacer ningún trabajo salvo autorización del RCMH y siempre que aporte la correspondiente Póliza de Seguro con cobertura y cuantía suficiente al trabajo a realizar, y acreditando, en su caso, el cumplimento de la relación laboral vigente, alta en el RETA o documento equivalente. La tarifa establecida para estos casos es de 14,79 €/diarios o 1,24 €/hora, que se incrementarán en el IVA y demás impuestos legalmente repercutibles. El Club hará uso de su derecho de admisión a aquellas empresas que no cumplan con las prescripciones antes mencionadas.
  12. 1) El usuario se compromete a respetar la normativa de vertidos y medio ambiental, depositando los residuos en las zonas habilitadas para ello. 2) La descarga de cualquier producto contaminante se efectuará solamente con los medios autorizados y en los lugares destinados al efecto. 3) Queda totalmente prohibido el vertido o depósito de aceites, aguas negras, grises, sucias o de sentina, carburantes y cualquier material o producto en el área de varadero, muelles, pantalanes o dársena del varadero, debiendo utilizar los contenedores especialmente provistos al efecto. 4) El no cumplimiento de lo antes descrito, supondrá la aplicación de lo establecido en la legislación vigente en referencia a gestión medioambiental de residuos, así como las sanciones establecidas en el reglamento de régimen interior del club. 5) Está terminantemente prohibido el uso de materiales explosivos o peligrosos por su alto poder inflamable, a excepción de los disolventes o productos químicos propios del normal desarrollo del trabajo.
  13. Es responsabilidad de las personas y/o empresas que realicen trabajos en la marina seca y varadero la limpieza, diaria y final derivada del trabajo realizado en el lugar donde ha estado varada la embarcación (botes, pintura, pinceles, trapos, aceites, piezas de recambio, etc.). El incumplimiento de dichas obligaciones conllevara el abono del coste de la retirada de residuos y limpieza. En cualquier caso, el propietario de la embarcación será el responsable subsidiario de abonar los gastos anteriores.

Los comentarios están cerrados